Informes y Reservaciones

 

 INFORMES Y RESERVACIONES 

 +5219841172322

 

+5219841172322

 +5219841405402



ohannatour@gmail.com

ohannatours@gmail.com

  

 


***  COBA-PUNTA LAGUNA CENOTE




 En esta excursion vistamos  la zona arqueologica de Coba y   Una  reserva protejida  donde habiata el mono araña, moni ahuyador,  cocodrilos  esta zona no la visitamos,  un ceremonia maya, tirolesa y  cruzar un lago en canoa  es muy divertida y  estas en contacto dirtecto con la naturaleza.

 

 

COBA

Algunas inscripciones jeroglíficas encontradas en estelas y paneles del sitio nos permiten afirmar que Cobá fue el nombre original de la ciudad. Uno de los posibles significados y el más plausible, dada su cercanía a las lagunas, es el de “agua picada”.

 La ciudad de Cobá se desarrolló cerca de cinco lagos que fueron un factor fundamental para su desarrollo y subsistencia. Con aproximadamente 70km2 de extensión, la ciudad estaba comunicada por extensos caminos levantados de piedra, conocidos en lengua maya como sacbé (camino blanco), de longitud y ancho variables. El más largo de ellos con 100 km., llega al sitio de Yaxuná, muy cerca de Chichén Itzá. Los habitantes de Cobá que no pertenecían a la clase poderosa, residían en los alrededores del núcleo de la ciudad, en viviendas muy similares a las de los mayas modernos. La evidencia de los primeros asentamientos humanos registrados, es  entre 100 a.C. y 300 d.C., cuando pensamos que consistía de una serie de aldeas situadas en la cercanía de los lagos, cuya economía se basaba en la agricultura y la caza. Ya entre 300 y 600 d. C., Cobá se desarrolló centralizando el poder económico y político, controlando varios poblados cercanos. Las vías de comunicación internas y hacia otros poblados y regiones, constituida por más de 50 caminos, se construyó entre 600 d.C. y 800 d.C., momento en que también se erigen la mayoría de las estelas del sitio. El auge constructivo de la ciudad ocurrió entre 800 y 1000 d.C., cuando se amplió la red de caminos, se construyeron nuevos edificios y se estrecharon sus relaciones con la Costa del Golfo, mientras decrecieron con la región del Petén. Su fuerza hegemónica empezó a debilitarse entre 1000 y  1450 d. C.,  cuando recibió nuevas influencias de grupos más “mexicanizados”. Un nuevo estilo arquitectónico es introducido e incorporado a las construcciones existentes y la mayor parte de sus monumentos esculpidos, reubicados en pequeñas plataformas y nichos.

 

 

 

 

 

  PUNTA LAGUNA

Punta Laguna es un Área de Protección de Flora y Fauna (APFF) que se conoce como Otoch Ma´ax yetel Kooh, que significa casa del mono y del puma, pues en la selva, que es parte de la reserva, habitan estas dos especies animales

Durante un recorrido por el lugar se pudo conocer el trabajo que desarrollan los habitantes del sitio, que se enfoca a preservar el entorno y explotar de manera responsable y sustentable los recursos naturales, por medio del ecoturismo

El recorrido para ver a los monos araña tarda aproximadamente una hora y lo ideal es adentrarse en los senderos de la selva por la mañana, como a las 8, o bien por la tarde, a partir de las cuatro, si se quiere observar a los monos, pues durante el día suelen migrar varios kilómetros en busca de alimento o descanso

Sobre los monos araña señalaron que si bien ellos han hecho investigaciones durante dos décadas, los habitantes del lugar los han estudiado durante unos 40 años y conocen a la perfección a cada grupo de primates, a quienes reconocen por los sonidos que hacen o bien por ciertas actitudes que asumen en el grupo

Eulogio Canul Abán, uno de los guías que hace el recorrido por la selva para los visitantes, indica que los monos araña se alimentan de 150 especies diferentes de frutas y hojas, pero es una de sus favoritas es el ficus

En la zona se alimentan también del fruto del pich y del ramón.

Aunque en el sitio hay numerosos árboles para que se alimenten, hay épocas de escases y tiene que migrar más adentro de la selva para encontrar comida

Se sabe que los monos araña en cautiverio viven unos 50 años, pero en la selva, donde están expuestos a más peligros, no hay un cálculo certero aún

Durante el recorrido por la selva, otro de los atractivos es ver los montículos de piedra que en algún momento fueron edificios de mayas